Tosta de sardina y pimientos de padrón, en pan de maíz

IMG_9176

San Juan, 24 de junio, una fecha que tradicionalmente se asocia a la celebración de la llegada del verano y en numerosos lugares de España se festeja encendiendo hogueras.

Aquí en Galicia (sobre todo en zonas de costa) es costumbre en la noche del día 23 asar unas sardinas en las brasas, acompañadas de pan de maíz y un vino.

Para todos los que no podemos disfrutar de esos momentos a la vera de una hoguera, os propongo celebrar el San Juan en casa con algo sencillo, con productos de temporada y que contiene la esencia de esta celebración: Tosta al horno de pan de maíz, con pimientos de Padrón y Sardinas.

Y es una Tosta ligada al refranero popular gallego: “polo San Xoán a sardiña molla o pan” (por el San Juan la sardina moja el pan) y “pementos de Padrón, uns pican e outros non” (pimientos de Padrón, unos pican y otros no).

Ingredientes Tosta:

Sardinas frescas (2 por persona)
Pimientos de Padrón
Pan de maíz
Un diente de ajo
Vino blanco
Aceite de oliva
Perejil
Sal

Para 4 personas
Dificultad: Fácil
Tiempo: 20 minutos

 

Preparación de las sardinas

Es un pescado azul que está en temporada, muy nutritivo y con el saludable Omega-3 entre sus nutrientes. Las encontraréis en las pescaderías desde mayo hasta agosto, coincidiendo con los meses de verano.

Cuando vayáis a comprarlas, fijaos en la consistencia de su carne (debe de ser firme al tacto), los ojos brillantes y que no estén hundidos, y también notaréis un olor marino poco pronunciado. Puesto que se deterioran con facilidad, no conviene guardar las sardinas más de dos días, lo mejor es comprarlas en el último momento, aunque en estas fechas estarán algo más caras debido a la fuerte demanda.

Para elaborar esta tosta utilizaremos los lomos de la sardina por lo que es necesaria una limpieza concienzuda de la misma. Es recomendable que le pidáis al pescadero/a que os las prepare en lomos pero si no es posible os dejo una guía de como limpiarlas en casa. Lo que sí es importante es que les retire las numerosas escamas que suelen tener.

Retiraremos la cabeza, la cola, la aleta dorsal y la ventral (zona vientre). Con la ayuda del dedo pulgar iremos abriendo sin dificultad la sardina y la evisceramos. La abrimos en dos y retiramos la espina dorsal. Quitamos las espinas de la parte delantera del lomo (zona de ventresca) y repasamos por si se nos ha quedado alguna espina sin quitar.

 

Preparación de la tosta

El horno debe de estar precalentado, así que en este momento lo ponemos a 180º y dejamos que coja temperatura durante  unos 10 minutos. Preparamos una mezcla con 2 partes de aceite de oliva virgen extra, una de vino blanco, perejil y un diente de ajo bien picadito. Removemos bien para que se fusionen todos los ingredientes.

Los pimientos: hemos escogido pimientos de Padrón por su sabor, su textura y porque el tamaño nos va perfecto para una tosta. Actualmente encontraréis pimientos que sean “variedad Padrón” pero en realidad no tienen la Denominación de origen de esa zona. Comprobad que llevan el sello de “Pemento de Herbón. Denominación de orixe protexida”. Os aseguro que no tienen comparación unos con otros.

Les retiramos el rabito y en una sartén con aceite de oliva bien caliente los sofreímos un par de minutos, para que se cocinen ligeramente y luego en el horno lleguen al punto óptimo junto con el de las sardinas.

Cortamos unas rebanadas de pan de maíz (“pan de millo” en galego) de un tamaño aproximado al lomo de las sardinas. Esparcimos sobre ellas un poco de la mezcla con ajo y perejil. Colocamos 3-4 pimientos como base y salamos al gusto.

Untamos la parte interior de los lomos de sardina con la mencionada mezcla y los posamos sobre los pimientos, quedando la piel en la parte superior. Salamos al gusto las sardinas.

Introducimos las tostas al horno. Dependiendo de la eficacia de cada horno, en aproximadamente 10 minutos a 180º estarán en su punto idóneo de degustación.

Hemos escogido el hacerlas en el horno para que no se nos llene la casa del intenso olor que desprenden las sardinas al freírlas o hacerlas a la plancha. Si por el contrario esto no os supone un inconveniente, podéis elaborar la tosta friendo los pimientos en aceite bien caliente y hacer los lomos de sardina a la plancha con un poquito de aceite.

En cuanto al vino blanco, yo siempre os recomiendo que utilizéis el que luego vayáis a consumir en la mesa. En esta ocasión he usado un vino blanco de la Denominación de Origen de O Ribeiro, de la provincia de Ourense.

IMG_9181

 

Os mostramos un pase de fotos del proceso completo de la creación de esta tosta de “San Juan”:

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*