Tarta fácil de queso y yogur griego

Hay multitud de recetas que hacemos en casa, que ya forman parte de los menús habituales, pero que por unas cosas u otras no acaban publicadas en el Blog.

Esta Tarta es una de ellas, y en visto del éxito que tiene siempre que la hacemos, he decidido que sí merece un lugar en la categoría de postres. Es una receta sencilla y muy resultona, que espero que pero os guste y que os decidáis a hacerla en casa.

He de reconocer que yo soy más “eficiente” con los platos salados, así que para esta tarta he contado con Lydia Rodríguez para su elaboración, ya que la ha preparado varias veces y le tiene pillado el “punto” perfecto.

La receta es una variación de la Tarta de petit suisse de la web de Isasaweis, entre otras variaciones la más significativa es la de utilizar yogur griego (en lugar de los petit suisse) para que sea un poco más ligera y menos empalagosa.

Ingredientes base tarta:
1 paquete de galletas tipo María (200 gr.)
80 gr. de mantequilla
Canela en polvo
1 chorro de Oporto

Ingredientes relleno tarta:
2 huevos
300 gr. de queso blanco de untar (tipo Philadelphia)
2 yogures “griegos”
200 ml de nata líquida para montar
6 cucharadas de azúcar blanco

Utensilios:
Molde redondo desmontable de 24 cm. de diámetro
Papel de horno

Para 6 personas
Dificultad: fácil
Tiempo: 1h 30 min.

 

Preparación de la receta

Para hacer esta tarta es necesario emplear un molde desmontable, ya que pasará un tiempo en el horno y luego en el frigorífico, por lo que este tipo de molde es el ideal para un buen resultado final y obtener una presentación adecuada.

 

Base de la tarta

Comenzamos por picar las galletas hasta dejarlas en pedazos muy pequeños, totalmente desmenuzadas. Hemos empleado una picadora (accesorio de batidora) pero podéis utilizar otros métodos si no disponéis de un utensilio de este tipo.

Otra opción es desmenuzar las galletas con las manos sobre un paño de cocina limpio, luego envolvéis todo y seguís machacándolas con un rodillo o algo pesado. No quedarán exactamente igual pero valdrían perfectamente.

Derretimos la mantequilla con un golpe de calor en el microondas, un par de minutos a una temperatura baja bastará, espolvoreamos un poco de canela en polvo y mezclamos. Vertemos la mezcla sobre las galletas picadas, añadimos un chorro de Oporto (la cantidad al gusto) y removemos bien para que se forme una masa uniforme.

Colocamos papel de horno sobre la base de molde. Extendemos por la base del molde de manera que nos quede bien compacta, reforzando el contorno que coincide con la zona desmontable, apretando con los dedos o con una cuchara. Formamos también un borde vertical de unos 3-4 cm, que luego contendrá el relleno de la tarta. Os dejo una foto de cómo ha quedado, y como veis puede quedar irregular.

Antes de comenzar con el relleno, ponemos a precalentar el horno a 180º, en posición “calor arriba y abajo”. Al menos debe de estar unos 10 minutos (si no tenéis esta función valdría la de calor en todo el horno).

 

Relleno de la tarta

En un bol grande vamos añadiendo el resto de ingredientes en este orden: los huevos, el queso de untar, yogur griego, nata líquida y azúcar. Removemos ligeramente con un tenedor y luego batimos todo hasta conseguir una crema líquida y ligera.

Vertemos nuestro relleno sobre la base de galleta y horneamos a 180º durante 60 minutos. Como en otras ocasiones, adaptaros a las cualidades de vuestro horno en cuanto a este tiempo. Por ejemplo, en nuestro caso lo hemos dejado 10 min. más porque no “apura” mucho. Una vez cumplida la hora, dejamos otros 20 min reposando con el horno apagado.

Retiramos del horno, dejamos atemperar y luego introducimos la tarta en el frigorífico, donde reposará mínimo unas 6 horas. La colocamos en el estante de abajo, justo encima del cajón de las verduras, donde aprox. la temperatura es de 2ºC.

Lo ideal para esta tarta es hacerla de un día para otro, con unas 14-16 horas en frío. De esta manera tendrá una textura muy cremosa y un sabor suave e intenso. A la hora de servir, os recomiendo también sacarla unos 10-15  min. antes de la nevera, y a temperatura ambiente.

Os dejo el paso a paso fotográfico del proceso completo de la receta:

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

9 comentarios

  1. A falta de una, estoy haciendo dos en este momento. Son para vender en el stand que con motivo de las fiestas de la Reconquista de Vigo, la ONG, Fundación Balms, va a tener para recaudar fondos.

    Además de rica, me ha parecido fácil y muy cómoda para cortar y vender en porciones…

    Ya te contaré…

     
    • Ni mata ni engorda

      Qué alegría me das Carmen. Gracias por contar con esta tarta para tan noble causa. Espero que cumpla las expectativas.

       
  2. Tiene que estar delicioso, lo tengo que probar.

     
  3. Deliciosa. Estoy en ello. Postre para mañana domingo, día del Pilar 🙂

     
    • Ni mata ni engorda

      Además de estar muy rica, te va a dejar la casa con un aroma envaucador

       
  4. Pepa N

    Hola, tiene buena pinta.
    También podemos cubrirla de mermelada, como es tradicional en las tartas de queso, preferentemente de frutos rojos o de moras. Y con crema de castaña ¿que tal?

     
    • Ni mata ni engorda

      Hola Pepa. Pues la verdad creo que quedaría también deliciosa. Puedes “maquearla” como más te gusta y así disfrutar el doble de esta tarta de queso y yogur.

       
  5. Teresa

    Hola tiene que estar deliciosa .. Como sabes cuando está hecha ??

     
    • Ni mata ni engorda

      Con estos tiempos que te indico siempre sale hecha. Lo importante es que luego pase varias horas en el frigo, para coger la textura deseada

       

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*