Jabalí estofado con patatas

En temporada de caza es posible encontrar carne de jabalí en las carnicerías, o como pasa aquí en Galicia, siempre hay alguien que te ofrece un poco para cocinar en casa. Este es mi caso, y no he desaprovechado la ocasión para cocinar un rico estofado.

Es una carne de animal salvaje, por lo que debe de pasar un proceso de macerado previo. Hecho esto, podremos cocinarla en un rico guiso, y acompañarla de la guarnición que más nos guste.

Ingredientes del Jabalí estofado con patatas:
1 Kg. de carne de jabalí
2 cebollas
1 pimiento rojo
7 dientes de ajo
1 kg. de patatas
1 litro de vino tinto
Chocolate negro
Laurel, tomillo, romero
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra
Sal

Para 4 personas
Dificultad: media
Tiempo: 24h + 120 minutos

Preparación de la receta:

24 horas antes: troceamos el jabalí en dados medianos, de similar tamaño. En una olla grande, lo ponemos a macerar junto a 5 dientes de ajo (pelados), las cebollas en cuartos y las hierbas aromáticas. Vertemos el vino, y dejamos macerar, con la olla tapada.
* La carne de jabalí debe de haber pasado previamente por congelación, un tiempo razonable (un mes mínimo).

 

El estofado: retiramos la carne de la olla. Picamos los 2 dientes de ajo restantes, y aliñamos la carne: sal, pimienta negra y ajo picadito. Colamos el líquido de la marinada y reservamos.

En la misma olla, marcamos la carne a fuego fuerte, con abundante aceite de oliva, hasta que esté dorada. De esta manera la sellamos y resultará más tierna. Retiramos y reservamos. 

Picamos la cebolla y el pimiento en brunoise (dados pequeños). Los sofreímos en el mismo aceite. Añadimos ahora el líquido de la marinada y la carne. Dejamos cocinar 10/15 minutos para que coja temperatura. Retiramos la carne y trituramos con batidora la salsa, hasta que quede bien ligada.

Volvemos a introducir la carne de jabalí en la olla. Añadimos algo de agua si es necesario, hasta cubrirla por completo. Llevamos a ebullición, y en ese momento, bajamos a fuego lento. Salamos al gusto.

Cocinaremos 1 hora y media en total, con la olla tapada, a fuego lento.

Cuando falten 30 minutos: Pelamos las patatas y las picamos en trozos de similar tamaño a la carne. Las “escachamos” con el cuchillo, sobre el guiso, para que suelten el almidón y espese la salsa.

Como toque final, rallamos 2 onzas de chocolate negro (unos 40 gr.). Aprovechamos para probar de sal la salsa, y rectificamos si es el caso.

 

Como recomendación, podéis cocinarlo de víspera o unas horas antes de degustarlo. Llegado del momento, le dais un calentón a fuego lento (20-30 minutos), con lo que la salsa cogerá aún más sustancia y textura.

Opción Olla Express: cocinar 45 minutos la carne. Abrir para meter las patatas. Cocinar otros 12/14 minutos.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Un comentario

  1. Amparo Arce

    Solo con verlo se te hace la boca agua. Estupendo guiso. Un saludo.

     

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*