Cordero a la miel. Receta al horno.

IMG_9432

El cordero al horno es un plato muy arraigado en la gastronomía española, con una gran diversidad de preparaciones y que debido a la sencillez de su elaboración, es una receta frecuente en nuestros hogares. La receta de hoy -cordero a la miel- procede de la zona mediterránea, históricamente influenciada por la cultura árabe donde el cordero es uno de los pilares de su alimentación.

Es una carne tierna, suave y jugosa, que podemos prepararla en guisos, a la plancha o al horno. Para nuestra receta hemos escogido una paletilla de un cordero joven de unos 7 kilos de peso, combinado con el toque meloso de la miel que le aportará un sabor y color especial a nuestro asado.

Ingredientes:

Una paletilla de cordero de 1,5 Kg
4 patatas medianas
Un vaso de Oporto
Medio vaso de vino blanco
1 vaso de agua, 200 ml.
3 cucharadas soperas de miel
3 dientes de ajo
Perejil
Una hoja de Laurel
1 ramita de romero fresco
Aceite de oliva
Sal

Para 4 personas
Dificultad: Fácil
Tiempo: 60 minutos

Preparación 

A la hora de comprar el cordero le pediremos al carnicero que nos corte (o deje bien marcados los cortes) la paletilla en 3-4 pedazos para facilitarnos el trabajo en casa llegado el momento de colocarla en la bandeja del horno.

IMG_9412

El primer paso es precalentar el horno a 180º durante 15-20 minutos.

La paletilla. En un cuenco o taza vertemos medio vaso de vino blanco, dos cucharadas de aceite de oliva y añadimos los dientes de ajo, el perejil y el laurel bien picaditos. Removemos bien con una cuchara para que se mezclen bien los ingredientes. Salamos la pieza a nuestro gusto y con la ayuda de un pincel o una cuchara untamos uniformemente la paletilla con la mezcla anterior.

1332591580578_94417

Colocamos el cordero en una bandeja para horno en posición central, vertemos el vaso de agua y dejamos a 180º durante 15 minutos. Pasado este tiempo le damos la vuelta y regamos la carne con un poco de la mezcla que teníamos en la taza.

Dejamos otros 15 minutos a la misma temperatura. Comprobamos que la base de la fuente tenga líquido, para que no llegue a secarse la carne demasiado.

 

Las patatas. Una vez peladas y lavadas, las cortamos “en panadera”: en rodajas de medio centímetro. Las freímos en aceite caliente durante 5 minutos con la intención de que queden medio hechas, ya que luego terminarán de cocinarse en el tiempo de horneado. Las retiramos de la sartén y reservamos en un recipiente con papel absorbente de cocina para que pierdan todo el aceite.

Salsa con miel. En un cazo pequeño vertemos el vaso de oporto, calentamos a fuego medio y cuando coja temperatura le añadimos las cucharadas de miel. Removemos para que se mezclen bien y apagamos el fuego.

En este momento el cordero ya lleva 30 minutos de horneado. Colocamos las patatas panadera en la fuente de horno, le damos la vuelta de nuevo a las piezas de cordero y las regamos con la salsa de miel. Incorporamos la ramita fresca de romero y seguimos horneando otros 15 minutos.

Toque final. Pasado este tiempo, volvemos a regar la carne con la salsa de miel y dejamos los últimos 15 minutos de horneado. Trascurrida una hora de elaboración, el cordero ha de presentar un color dorado y la piel tendrá un aspecto crujiente.

IMG_9437

Podéis darle a esta receta el toque personal que os apetezca, como añadir tomates cherry o pedazos de manzana en los últimos 30 minutos de horneado. Servimos bien caliente en la mesa y a disfrutar de este plato tan delicioso.

Maridaje: Debido a la gran tradición castellana en la preparación del cordero al horno, hemos escogido para acompañar nuestro plato un vino tinto de las Bodegas Emilio Moro (Pesquera de Duero – Valladolid): Finca Resalso 2013.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*