Bloody Mary de fresa con Mexillon de Galicia


El “Bloody Mary” es un cóctel muy conocido en todo el mundo, que tiene como principal ingrediente el zumo de tomate, acompañado de otros como el picante y el alcohol, que podemos variar según nuestras preferencias.

En esta elaboración hemos incluido un producto que ahora está en plena temporada: las fresas, que nos va aportar el toque dulce. Es un trago ideal para el aperitivo del fin de semana, que nos ayudará a “depurar” los excesos de la semana.

Mexilon Galicia

Para acompañar a nuestro cóctel que mejor que otro producto de gran calidad como es el “Mexillon de Galicia”, disponible durante todo el año, nos dará un toque marino que combina a la perfección con el sabor del tomate y la fresa. El mejillón gallego está considerado como el mejor del mundo, por su sabor y sus propiedades, contando con su propia Denominación de Origen Protegida.

 

Entre los ingredientes originales del Bloody Mary figura el vodka, una salsa inglesa tipo Worcestershire (Perrins) y el tabasco. Como tampoco hay que ser estrictos en todo podemos suprimir alguno de estos elementos según nuestros gustos particulares. En mi caso lo he preparado sin alcohol y sin salsa inglesa.

Ingredientes:

300 gr. tomate natural maduro (para el zumo de tomate)
100 gr. fresas
400 gr. “mexillon de Galicia”
Zumo de medio limón
Salsa picante tabasco
Sal y pimienta
Una hoja de laurel
Menta fresca (decoración)

Para 6 personas
Dificultad: fácil
Tiempo: 20 min.

 

Preparación de la receta

Los tomates: los lavamos bien y les quitamos las hojas que puedan aportar. A cada tomate le hacemos un corte en cruz en su parte inferior (esto nos facilitará el posterior pelado de la piel), y los escaldamos en agua hirviendo durante 30 segundos, retiramos y los ponemos a reposar en agua fría.

Una vez los tenemos templados, a una temperatura que nos permita manejarlos, pelamos la piel a los tomates comenzando por el corte en cruz. Les quitamos con un cuchillo la parte superior donde iban las hojas y repasamos para que no les quede ninguna parte dura o estropeada.

Lavamos las fresas, les retiramos las hojas y la parte superior que aún está verde (de color blanco). Cortamos los tomates en gajos y las fresas en mitades, e incorporamos todo dentro del vaso mezclador de una túrmix o de batidora si es vuestro caso.

Añadimos el zumo de medio limón, una pizca de sal y otra de pimienta, unas 4-5 gotas de salsa picante Tabasco (esto según gustos pero sin pasarse) y vamos triturando/batiendo hasta obtener un zumo fino y líquido. Este zumo obtenido lo pasamos por un colador grande o un pasa-puré para quitarle las partes más “gorditas” y quedarnos solo con lo más líquido. Reservamos en el frigorífico.

Los mejillones: los pasamos ligeramente por el agua del grifo, les retiramos las “barbas” y los ponemos en una cazuela con un chorro de vino blanco en el fondo. Añadimos una hoja de laurel y cocinamos a fuego fuerte 3-4 min. con la cazuela tapada, hasta que veamos que se abren. Retiramos, los separamos de su concha y los reservamos hasta el momento de servir el cóctel.

mejis03

 

El cóctel: la mejor manera de degustar este cóctel es frío por lo que es preciso que pase un tiempo en el frigorífico, una hora aproximadamente. La opción más práctica es añadir 3-4 cubitos de hielo en el vaso mezclador antes de triturar y así conseguimos enfriar el zumo obtenido.

Para presentarlo en la mesa he utilizado una copa tipo “cocktail” (aunque podéis usar otro recipiente), con unos mejillones en brocheta, una fresa en el canto de la copa y unas hojitas de menta fresca.

Para que veáis el paso a paso más detallado os dejo este pase de fotos de Flickr:

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

5 comentarios

  1. Yolanda Valcarcel Riveiro

    Me encanta esta receta, bueno, en general me gustan todas

     
  2. Cafeteria Lubre

    Me gusta, intentaremos hacerla pronto para nuestros clientes.

     
  3. El otro día tuve una cena en casa y me pidieron un Bloody Mary… como no tenía ni idea de cantidades no pude hacerlo, así que me llevo la receta para la próxima 😉
    Saludos!

     
    • Ni mata ni engorda

      Mira que este es una versión light, que no lleva vodka ni nada de alcohol. Y el Bloody Mary original es solo con zumo de tomate. De todas maneras este está muy rico 🙂

       

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*